producción de radios
TECNOLOGÍA

La producción de radios de alta calidad fue una seña de identidad de la empresa en sus comienzos. DT era sinónimo de radios suizos de calidad superior incluso antes del nacimiento de la actual DT Swiss AG. A día de hoy, los radios DT Swiss representan durabilidad y precisión y son imbatibles gracias a su proceso de producción exclusivo. Combinan ligereza y estabilidad.

CALIDAD GRACIAS A LA EXPERIENCIA Y LA ESPECIALIZACIÓN

El desarrollo de productos de DT Swiss se centra en nuevas tendencias, innovación técnica y unos estándares de calidad muy elevados. La gama de radios se perfecciona cumpliendo los distintos requisitos de las diversas disciplinas de ciclismo. La cartera se complementa con las numerosas versiones de longitudes, diámetros y variantes de color. No hay nada que te impida crear la rueda perfecta.

PROCESO DE ALINEACIÓN

El primer paso es el mismo para todos los tipos de radios. Una gran bobina de alambre, alimenta a una máquina que lo endereza y corta a la longitud adecuada. Un proceso de enderezamiento muy preciso es importante sobre todo para que los pasos posteriores funcionen a la perfección. Solamente se utiliza acero inoxidable 18/10 de la máxima calidad.

FORJA EN FRÍO

Este proceso, desarrollado y patentado por DT Swiss, se utiliza para conseguir el doble conificado en el diámetro de los radios. Se emplean martillos oscilantes que giran alrededor del alambre. Con ello, se densifica el material y se reduce su diámetro. Este proceso de forja en frío endurece el material, a la vez que garantiza una buena ductilidad. El resultado es un radio con una sección delgada y conificada para reducir el peso, pero con una cabecilla y una rosca resistentes para aportar durabilidad.

FORMA DE LA CABECILLA Y LA ROSCA

La cabecilla y la rosca se producen en este paso. Primero, se corta el radio a la medida calculada con precisión, se forma la cabecilla y se estampa el famoso símbolo DT en la cabecilla del radio. Posteriormente, se da a los radios clásicos una forma acodada en ángulo de 90–95º, lo cual les confiere la típica forma en J. El otro extremo del radio se lamina para formar una rosca. El laminado también proporciona un plus de resistencia del material en la rosca.

FORJA EN PLANO

El material de partida son radios de espesor continuo o forjados en frío, los cuales se aplanan durante este proceso con un peso de hasta 250 toneladas. Gracias a esta forma plana, el radio proporciona ventajas especialmente aerodinámicas. Si el radio se forjó en frío en un principio, este proceso de forja adicional densifica aún más el material, lo que a su vez consigue más resistencia con menos peso.

ENNEGRECIDO

Aproximadamente el 50 % de los radios producidos salen de la fábrica en su color plateado original. El resto de radios se pavonan. En el proceso de pavonado, el radio se trata con un recubrimiento químico que no incrementa su peso.

CONTROL DE CALIDAD

El control de calidad comienza con la inspección de materia prima certificada entrante y continúa durante todo el proceso de producción. Se realizan análisis de los materiales y se comprueba su precisión dimensional, la geometría y la óptica mediante un muestreo aleatorio permanente. Además, los materiales nuevos se someten a análisis y programas de ensayos exhaustivos antes de dar el visto bueno a su producción en serie.